Los alimentos más veraniegos de la dieta mediterránea

Este mes que estrenamos el verano es un momento óptimo para comer saludable, sobre todo ayudados con los productos de temporada. Y si puede ser de cercanía, es decir de la tierra, además ahorraremos en nuestra cesta de la compra.

¡Menuda variedad! Seguir una dieta mediterránea en verano es altamente recomendable. Y es que basarnos en los alimentos más veraniegos para elaborar nuestros platos nos ayudará a mantenernos sanos y equilibrar calorías.

Los nuevos estilos de vida basados en alimentación real fooding están muy relacionados con nuestra tradicional dieta mediterránea. Esta también se basa en minimizar los alimentos procesados que tomamos y optar por una rica en frutas, verduras, hortalizas, carnes blancas, lácteos, cereales, legumbres, aceite de oliva.

Lo mejor que tiene el verano es que tenemos tiempo de vacaciones y esto nos ayuda a reconciliarnos con nuestra alimentación, podemos aprovechar para incluir muchos de los alimentos recomendados en la dieta mediterránea para mantener nuestro equilibrio nutricional. Vamos a ponernos en contexto, ¿qué alimentos debemos incluir en nuestra cesta de la compra esta temporada?

Alimentos saludables de verano

Ya sabes que las frutas y verduras son una gran fuente de salud. Si nos fijamos en los alimentos más veraniegos de la dieta mediterránea veremos que tendremos una gran variedad para elegir y para todos los gustos. ¡Vamos a verlos!

Frutas en verano

Hablar de fruta es hablar de hidratación, nutrición, bajas calorías, vitaminas y minerales para nuestro organismo. ¡Un aporte que no puede faltar en tu dieta mediterránea! Varía cada día entre las distintas opciones que nos trae esta temporada de verano:

Sandía, albaricoque, melocotón, melón, nectarina, paraguayo, cereza, ciruela, pera, frambuesa, arándano, higo, breva, plátano, manzana…

Verduras en verano

Respecto a las verduras de verano, por suerte en nuestra tierra, en la huerta tenemos un gran surtido para ir alternando y hacer ricos y diferentes nuestros platos cada día. ¿Qué nos encontramos?

Tomates, pepinos, zanahorias, calabacines, rábanos, tomate, pimiento, berenjena lechugas, judías, cebolla, ajos, judías verdes…

Como vemos hay una gran variedad de frutas y verduras, fuentes de fibra, proteína vegetal, altos contenidos en yodo, potasio y ácido fólico, así como de vitaminas. No hay excusas para no incluirlos en nuestra dieta este verano.

En crudo, en batidos, como guarnición para nuestros platos de pollo, en ensaladas, en guisos, ¡e incluso en postres! ¿Cómo los tomas tú?

Esperamos que incluyas más variedad de frutas y verduras en tus platos este verano. Reduce el consumo de carnes rojas, aumenta el de pescados y carnes blancas muy proteicas como el pollo, pavo o conejo y acompáñalos con mucho verde para disfrutar de un verano saludablemente. ¡Feliz verano!

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Te puede interesar: