Albóndigas de pollo en salsa con piquillos confitados

  • preparationPreparación35 MIN
  • preparationTiempo30 MIN
  • preparationComensales4
  • preparationDificultadMedia

Ingredientes

Hoy te traemos una fantástica receta para disfrutar del pollo de forma diferente. ¡En albóndigas! Sí, porque no todo va a ser cocido o pechugas a la plancha, en Pujante nos gusta innovar y darte a probar recetas de pollo y pavo novedosas y deliciosas. Si te gustó nuestra nuestro solomillo de pollo campero ahora nuestro chef nos sorprende con esta receta con pollo campero Pujante elaborada especialmente en ti. ¿Te animas con estas albóndigas de pollo con piquillos confitados y salsa de tomate y sobrasada? ¡Con este nombre solo ya alimenta!

Elaboración de las albóndigas de pollo

1. Picar verduras en brunoise, mezclar con la pechuga picada y la miga de pan remojada.

2. Formar bolas de 25 g, pasar por harina y freír.

Pasos para hacer la salsa de tomate y sobrasada

1. Machacar una cabeza de ajo, cortar dos ramitas de apio y media cebolla. Echar un chorro de aceite de oliva virgen en la sartén y echarlo todo dentro. Añadir un poco de sal y una peladura de naranja.

2. Cuando el ajo, la cebolla y el apio empiecen a estar dorados, añadir los tomates cherry troceados groseramente. Saltear bien. Echar el agua y el azúcar moreno. Remover y cocinar durante unos 10 minutos a fuego fuerte.

3. Retirar del fuego y desmenuzar un trozo de sobrasada para añadirlo a la salsa, que no hará falta volver a cocinar. Triturar y rectificar de sazonamiento.

¿Cómo preparamos los piquillos confitados?

1. En una sartén amplia, en la que quepan todos los pimientos extendidos, sin que monten entre ellos, poner un buen chorro de aceite de oliva. Pelar y laminar los ajos dorarlos ligeramente en el aceite, antes de que tomen demasiado color. Incorporar los pimientos bien escurridos.

2. Poner a fuego medio-alto y repartir la mitad del azúcar sobre los pimientos, darles la vuelta con cuidado de que no se rompan y termina de repartir el azúcar. Dejar que se caramelice ligeramente y verter el líquido de gobierno y un poco de agua, la suficiente para que cubra bien los pimientos.

3. Subir el fuego y confitar durante diez minutos aproximadamente, hasta que el jugo esté de nuevo caramelizado. 

¡Vamos con el guiso!

1. Añadir en un cazo las albóndigas, el vermut rojo y flambear.

2. Añadir la salsa de tomate y sobrasada con el fondo blanco, reducir hasta que tenga una textura con un poco de densidad.

Ya tenemos nuestras albóndigas listas. ¡Solo queda presentar y servir!

albóndigas en salsa con piquillos confitados

¡No te pierdas este truco de presentación!

  • Corta los pimientos confitados en juliana, para que sirvan de base para colocar las albóndigas, salsear y terminar decorando con unas ramitas de cebollino. 
  • ¡Atención a los tiempos de cocción! No te excedas para que los pimientos conserven su forma.

¿Qué te ha parecido esta receta? Esperamos que te guste y te animes a hacerla y disfrutarla en familia. ¡Buen provecho!

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email