Puntalette cremoso y pollo marinado con teriyaki, champiñones y cilantro

  • preparationPreparación40 MIN
  • preparationComensales4
  • preparationDificultadFácil

Ingredientes

En Pujante nos esforzamos por ofrecerte exclusivas recetas, originales y deliciosas. Elaboradas por nuestro chef y pensadas para ti y los tuyos, para que os deis un homenaje este verano, porque meterse entre fogones también es divertido y relajante. Una experiencia única para quienes nos encanta ser cocinillas en casa. Sobre todo muy reconfortante cuando el resultado es tan espectacular y rico. Recetas para sacar el chef que llevamos dentro. ¿Te animas?

Hoy preparamos un puntalette cremoso con pollo marinado con teriyaki, champiñones y cilantro. ¿Sabes que la salsa teriyaki es una de las más utilizadas en la cocina japonesa? ¿Estás deseando ponerte manos a la obra y saborearlo? Es ideal para aderezar mezclado con otros condimentos y carnes. Sobre todo con el pollo. Y es que al pollo Pujante le va de maravilla. ¿Te atreves a poner estos sabores en tu mesa? ¡Vamos con esta riquísima la receta de pasta puntalette con pollo teriyaki!

Elaboración de la pechuga de pollo

Vamos a preparar la pechuga de pollo para marinar, te explicamos por pasos cómo debes hacerla:

  1. Cortar la pechuga de pollo en tiras, ponerlo en un cuenco y añadir la salsa teriyaki, el ajo picado, un poco de sal y un chorrito de aceite. Añadir también una pizca de pimienta negra recién molida y mezclar bien.

  2. Tapar el cuenco y dejar marinando en frío al menos media hora, pero puede estar varias horas, incluso toda la noche.

  3. Cuando la pasta esté casi a punto cocinar el pollo. Poner una sartén a calentar, cuando esté caliente incorpora un poco de aceite de oliva y el pollo y saltéar, cocinándolo lo justo para que quede jugoso por dentro y glaseado con la salsa por fuera.

Prepara los champiñones

  1. Limpiar y porcionar los shitakes en trozos de tamaño regular.
  2. Rehogar en una sartén con un poco de aceite, cuando se hayan dorado ligeramente, añadir el vino blanco y dejar reducir.
  3. Cuando el vino se haya reducido sólo un poco, incorporar la miel, la piel de la naranja, el jengibre fresco rallado, sal, una pizca de chile y la salsa teriyaki, mezclar bien y sofreír hasta que reduzca completamente.

¡Turno de la pasta puntalette!

  1. Pelar y picar la cebolla en brunoise (o dados pequeños), pelar los dientes de ajo y cortarlos en láminas finas. Exprimir los limones.

  2. Pochar la cebolla en un cazo con el aceite de oliva, cuando este tierna, añadir los ajos y sofreír unos minutos.

  3. Incorporar el puntalette, sal y la pimienta negra y sofreír unos minutos, regar con el zumo de limón y el agua caliente. Hay que subir el fuego para que rompa a hervir y cocer la pasta hasta que esté al dente moviendo de vez en cuando. A falta de cinco minutos para que la pasta esté lista, añadir el parmesano y mezclar bien, tapar el cazo, apagar el fuego y reservar mientras se termina el pollo. Terminar espolvoreándolo con un poco de cilantro. ¡Listo!

Consejos de presentación:

Pon el broche final a la receta de puntalette y pollo con estas ideas finales. Solo queda servir los puntalette y repartir sobre ellos, primero los shitakes y después el pollo, para terminar con un poco más de parmesano rallado y cilantro picado. ¡Para chuparse los dedos!

¡Anota estos trucos! 

Si lo prefieres, puedes sustituir los shitakes por champiñones.

Si eres un amante del picante, se puede añadir un poco de chile o cayena a la pasta.

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email